Propiedades, beneficios y contraindicaciones del ginseng.

07 de Sep de 2011

El ritmo de la vida moderna, ha puesto en boga el empleo de energizantes de todo tipo. Entre ellos, el ginseng (conocido también como como Panax ginesen, Panax quinquefolius y Eleutherococcus senticosus) se ha ganado un lugar de privilegio, por ser un producto natural, que entre sus maravillosas propiedades, ostenta un poderoso efecto vigorizante.

Los beneficios del ginseng se relacionan fundamentalmente, con la rica composición de la raíz de esta planta, que concentra gran parte de los nutrientes necesarios para el organismo, tales como minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Esta planta también es conocida por su capacidad de incrementar el rendimiento , prevenir el cáncer, colaborar en problemas sexuales como la impotencia.

Las propiedades medicinales del ginseng hacen que su consumo sea recomendado para tratar cuadros de fatiga, astenia, estrés y deficiencias del sistema inmunitario. Aunque también, existen estudios que señalan, que su uso podría contribuir en el tratamiento para combatir la hipercolesterolemia y ciertos tipos de diabetes, en el caso de estos últimos, cabe rescatar que baja el azúcar por lo que deben ajustarse las dosis de insulina o de hipoglucemiantes orales, previa consulta con el médico especialista.

Contraindicacciones del Ginsen:
Sin embargo, no está libre de contraindicaciones. El abuso del ginseng y su consumo excesivo, durante periodos prolongados, puede presentar efectos secundarios tales como ansiedad, nerviosismo, insomnio, dolores estomacales, migraña, tensión muscular, mareos, vómitos, sensación de hinchazón, erupciones cutáneas (En caso de estar tomando ginseng y tener alguna reacción similar suspender el tratamiento y consultar con el médico). Se recomienda sobre todo a personas mayores a partir de los 60 años, no suele ser recomendado para gente joven.

Nota:
El Ginseng debe cocinarse en una cacerola de barro o de porcelana. Nunca deben usarse cacerolas de hierro o aluminio, porque el metal daña sus propiedades medicinales.

Si bien el Ginseng puede masticarse crudo, nunca debe ingerirse directamente sin cocinar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*