Piel deshidratada

11 de Jan de 2012

9 de cada 10 mujeres usan cremas para hidratar la piel y retrasar su envejecimiento. Pero, ¿que más se puede hacer para mantenerla joven? la dermatóloga Susana Chimeno nos responde.

La deshidratación dérmica puede aparecer por la influencia de:

Factores internos:

La genética: nacemos con una piel más o menos seca.
La alimentación: se recomienda beber2 litrosde agua diarios, pero debe ser más si se transpira mucho, ya sea por la práctica de deportes o por el calor.
Medicamentos: la ingesta de diuréticos perjudica el aspecto de la piel.

Factores externos:

La edad: con los años, las células se reproducen más lentamente y son de peor calidad.
Factores ambientales: viento, sol, calefacción, aire acondicionado, cambios de temperatura o de humedad. Otro factor muy importante de deshidratación es la luz que proviene de las computadoras.
Estrés y cansancio: generan radicales libres y hacen que el ciclo de renovación celular no se realice óptimamente y debilite, así, la capa córnea y su capacidad para retener agua.
Tabaco: fumar deshidrata y envejece la piel, ya que disminuye la vascularización y oxigenación.

PREGUNTAS DERMATOLÓGICAS

1. ¿La piel grasa puede estar deshidratada?

Sí. La piel es grasa porque tiene un exceso de lípidos, pero puede carecer de agua. En estos casos, presenta brillo, pequeñas manchas y enrojecimientos, escamas y poros dilatados. Es fundamental hidratar muy bien una piel grasa para facilitar la actuación de los productos anti-sebo. Prefiera las lociones fluidas, las emulsiones o los geles.

2. ¿Cómo actúa la crema humectante?

Todas las cremas contienen prácticamente la misma tecnología y combinan un trío de ingredientes que sigue resultando eficaz:

Vaselina: forma una barrera que dificulta la evaporación del agua de la piel.

Glicerina: actúa como un imán de agua.

Silicona: lubrica la superficie de la piel y la hace parecer más lisa y brillante.

Ahora, la tendencia es tratar el problema desde adentro: las cremas de última generación apuestan a imitar a la propia piel estimulando el proceso natural de autohidratación.

3. ¿La cara debe tratarse igual que el cuerpo?

No. Para el rostro se aconsejan los productos que contienen aloe vera, caléndula, complejos biomarinos, germen de trigo y vitaminas A y E. Si, además, incorpora un filtro solar, mucho mejor, puesto que evita los daños celulares que producen los rayos ultravioleta y preserva así la salud y la juventud de su piel. Además, protege de la luz de las computadoras, que también afectan la piel.

Para el cuerpo, es conveniente elegir una crema fácil de aplicar. Por eso, suelen presentarse en forma de loción o de crema ligera. Se puede utilizar urea, lactato de amonio, ácido láctico, alantoína o lanolina.

4. ¿La piel deshidratada tiene más arrugas?

Sí. Sobre ella se forman unas líneas finas y horizontales que al principio apenas son perceptibles y que se eliminan si se hidrata la piel. El problema es que, si no la cuida, con el tiempo se convierten en arrugas más profundas. Se puede tener arrugas de deshidratación, no de envejecimiento, desde los 18 años.

SÍNTOMAS DE UNA PIEL DESHIDRATADA

Verifique si tiene alguna de estas características:

• Descamación de piernas, brazos y codos.

• Áspera al tacto.

• Finas arrugas horizontales.

• Se siente tirante, incómoda y con picores.

• Acabado mate.

• Poca luminosidad.

• Se vuelve reactiva, incluso frente a la más mínima agresión.

• Se hace más sensible a las marcas del tiempo, sobre todo, a las arrugas.

AUTOTEST: ¿PIEL SECA O DESHIDRATADA?

Con el dedo índice, levante hacia arriba la piel de las mejillas. Si nota que se forman unas líneas muy finas en forma horizontal, falta hidratación. En cambio, si al tocarla resulta áspera, su piel es seca.

Esto demuestra que estamos ante dos problemas diferentes:

Piel seca: carece de lípidos y, como consecuencia, se encuentra desprotegida. Si bien no son lo mismo, la piel seca suele estar deshidratada.

Piel deshidratada: carece del nivel de agua óptimo. Como está marchita y apagada, con frecuencia se confunde con una piel seca.

Fuente: Revista Buena Salud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*