Manchas en la Piel: ¿Pueden ser Hongos?

05 de Dec de 2011

En el verano, las infecciones de la piel causadas por los hongos aumentan considerablemente, pero son bastante difíciles de detectar ya que son unos organismos microscópicos. Los hongos en la piel producen picazón e incluso descamación. Algunas veces la zona afectada se pone de color rojo, lo que lo hace que los hongos se confundan con una simple erupción cutánea.

Este tipo de infecciones se pueden producir en muchas partes del cuerpo. Una infección por hongos es la tiña. Esta se produce en las uñas, en el pelo y en la piel. La primera señal son unas manchas rojizas que aparecen en la piel. Poco a poco se transforman en una especie de anillos. Otro tipo de infección es la que vulgarmente conocemos como pie de atleta. Este nombre no significa que la infección pueda ser padecida únicamente por deportistas. Afecta a los dedos de los pies llegando incluso a afectar a las uñas.

Otro tipo de hongo es la candidiasis. Esta infecta a la mayoría de las zonas que hay alrededor de las uñas o a cualquier otra zona suave que tenga aberturas cercanas. Los bebés strong>pueden desarrollar erupciones en su piel por el roce del pañal, estas pueden llegar a infectarse por este tipo de hongo.

La tiña inguinal se caracteriza por la zona a la que afecta: la ingle y la parte superior de los muslos. Suele ser más común en los hombres que en las mujeres, pero esto no significa que estén exentas. El problema comienza con una pequeña erupción y posteriormente se forma una especie de grano muy rojizo con pus.

Diferencias entre manchas por hongos y vitíligo.

La diferencia entre el vití­ligo y la las manchas por hongos consiste en que las manchas del vití­ligo son totalmente lisas mientras que las otras son algo escamosas. Los hongos forman manchas no tan inmaculadamente blancas como las del vití­ligo. El tamaño y forma de las manchas de los hongos son como el de una lenteja (como muchas gotas redondas) mientras que el vití­ligo forma pocas manchas, suelen ser irregulares en vez de circulares y pueden alcanzar el tamaño de una moneda o mayores aún. También es indicativo la zona afectada. Los hongos suelen salir en el tronco, del ombligo para arriba, por delante y detrás en la espalda. El vití­ligo suele buscar las zonas huesudas del cuerpo (dedos, codos, rodillas…), alrededor de ojos y boca, las axilas, abdomen o las áreas genitales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*