Las mujeres, más propensas a ataques cardíacos sin dolor

23 de Feb de 2012

La falta de síntomas puede ser resultado de una atención médica tardía y de diferencias en el tratamiento, dijeron investigadores, cuyos hallazgos fueron publicados en el Journal of the American Medical Association.

“Es posible que ni siquiera sepan que están sufriendo un ataque cardíaco”, declaró John Canto, de la Watson Clinic en Lakeland, Florida, y quien trabajó en el reporte. El investigador destacó que aunque los resultados están basados en un estudio de más de un millón de pacientes que sufrieron ataques al corazón, éstos aún son preliminares.

Sin embargo, agregó que desafían la noción de que el malestar y el dolor en el pecho deberían ser considerados los “síntomas clave” para todos los pacientes con ataques cardíacos.

“Si nuestros resultados de hecho son ciertos, yo argumentaría que en lugar del mensaje que apunta a que el síntoma agrupa todos los casos, consideremos ese mensaje para decir también que las mujeres menores de 55 años tienen mayor riesgo de presentar síntomas atípicos”, dijo a Reuters Health.

Tales “síntomas atípicos” pueden incluir problemas para respirar o dolor en zonas como la quijada, el cuello, los brazos, la espalda y el estómago. Canto y sus colegas analizaron antecedentes médicos en una base de datos nacional de pacientes con ataques cardíacos entre 1994 y el 2006, incluyendo alrededor de 1,1 millones de personas tratadas en cerca de 2.000 hospitales.

Los investigadores hallaron que el 31 por ciento de los pacientes hombres y el 42 por ciento de las mujeres no presentó dolor o malestar en el pecho. La probabilidad de esta clase de “síntomas atípicos” difiere más entre mujeres y hombres jóvenes, dijeron los investigadores.

Las mujeres también tienden a ser mayores que los hombres cuando sufren su primer ataque cardíaco. En este estudio, el promedio de diferencia de edad fue de siete años. Las mujeres menores de 45 años tenían un 30 por ciento más de probabilidad que los hombres de su mismo grupo etario de sufrir un ataque sin presentar dolor en el pecho. La cifra cayó a un 25 por ciento para edades de entre 45 y 65, y la diferencia desapareció luego de los 75 años.

Un patrón similar fue visto en la probabilidad de muerte por ataque cardíaco, aunque con diferencias menores entre los géneros. Al menos una parte de aquella diferencia podría deberse a la falta de acción de pacientes y doctores cuando los síntomas son inusuales, dijo Patrick O”Malley, internista del Uniformed Services University of the Health Sciences en Bethesda, Maryland.

“No tendemos a pensar en un ataque al corazón en mujeres jóvenes si no presentan dolor en el pecho (…) y por lo tanto no somos tan agresivos. Eso retrasa el tratamiento”, dijo el médico, quien no participó en el estudio.

Fuente: Reuters

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*