Come más verduras para proteger el páncreas

16 de Jul de 2012

En Laive, vive saludable te animamos constantemente a consumir más verduras como parte de una dieta balanceada y por muchas razones, entre ellas su alto contenido alimenticio y su reducido nivel de calorías, lo que te ayuda a que te alimentes bien sin que ganes demasiado peso. Cada día se conoce más sobre las ventajas de una dieta rica en verduras y ahora te traemos otra poderosa razón: según sugiere un estudio del Instituto Karolinska, de Estocolmo, publicado en la edición en línea del 28 de junio de la revista Gut, una dieta rica en verduras puede reducir el riesgo de sufrir pancreatitis aguda.

Los investigadores examinaron a 80,000 adultos suecos durante once años, después de que respondieran preguntas sobre sus dietas en 1997. El objetivo del estudio era comprender mejor una posible conexión entre los niveles de antioxidantes, que se ven afectados por la dieta, y una mayor probabilidad de contraer pancreatitis aguda. Durante el tiempo que duró el estudio, 320 de los participantes desarrollaron pancreatitis aguda no relacionada con cálculos biliares (una causa frecuente de la enfermedad). Como promedio, los participantes consumían casi dos porciones de frutas al día y unas 2.5 porciones de verduras.

El riesgo de desarrollar pancreatitis aguda no pareció tener relación con la cantidad de frutas que consumían los participantes. El consumo de verduras, sin embargo, sí pareció ser un factor de importancia. Los participantes que consumían más de cuatro porciones de verduras al día tenían un 44% menos de probabilidades de desarrollar pancreatitis aguda que los que consumían menos de una porción al día. El mayor beneficio lo obtuvieron las personas con sobrepeso y las que consumían más de una bebida alcohólica al día.

Los investigadores piensan que los antioxidantes que contienen las verduras ayudan a prevenir la enfermedad, mientras que la fructosa de las frutas tal vez debilita el efecto protector.

No obstante, aunque las verduras aparentemente sí tienen un efecto protector, la pancreatitis aguda no provocada por cálculos biliares, no fue frecuente entre los participantes, aun entre los que consumían pocas verduras. El estudio descubrió una conexión entre el consumo de verduras y una reducción en el riesgo de desarrollar pancreatitis, pero no probó una relación de causa.

Para que estés alerta: ¿en qué consiste la pancreatitis aguda?

La función del páncreas es liberar las hormonas insulina y glucagon, así como las enzimas digestivas que te ayudan a digerir y absorber los alimentos.

Normalmente estas enzimas se vuelven activas sólo cuando llegan al intestino delgado, y su función es digerir los alimentos. Pero cuando se activan dentro del páncreas, se “comen” el tejido de este órgano y lo digieren. En esto consiste la pancreatitis aguda, que causa inflamación, sangrado y daño al páncreas y a sus vasos sanguíneos. Esta enfermedad afecta más a los hombres que a las mujeres.

En los Estados Unidos, cerca del 70% de los casos de pancreatitis aguda es causado por el abuso del alcohol, aunque también hay que tener en cuenta el factor genético. Otras posibles causas son problemas del sistema autoinmune, bloqueo del conducto pancreático o del conducto colédoco (estos conductos drenan las enzimas del páncreas), niveles altos de triglicéridos en la sangre y lesiones en el páncreas a raíz de un accidente. También pueden causarla algunas infecciones virales y el uso de ciertos medicamentos.

El síntoma principal es el dolor abdominal. Al principio se agrava en sólo minutos después de comer o de beber. Más adelante se agudiza y se vuelve constante, y puede extenderse a la espalda o por debajo del homóplato izquierdo. Se siente con más intensidad si te acuestas boca arriba. Otros síntomas incluyen fiebre, náuseas, vómitos, sudoración, gases y sensación de llenura en el abdomen, hipo, indigestión, excremento color arcilla, piel y la parte blanca de los ojos con coloración amarillenta, erupciones en la piel e inflamación abdominal.

Cuando se descuida o incluso en casos muy severos, la pancreatitis aguda puede dar lugar a complicaciones, como insuficiencia renal aguda, síndrome de dificultad respiratoria aguda, acumulación de líquido en el abdomen, quistes o abscesos en el páncreas, insuficiencia cardíaca y presión arterial baja (hipotensión arterial).

El tratamiento requiere casi siempre hospitalización, y puede necesitar analgésicos para calmar el dolor y líquidos administrados por vía intravenosa. En muchos casos, es preciso suspender la alimentación por vía oral (tanto de sólidos como de líquidos para limitar la actividad del páncreas).

La mayoría de las veces el tratamiento concluye con éxito en una semana si no se producen complicaciones. Pero en los casos más severos, se requiere una cirugía para eliminar los tejidos pancreáticos muertos o infectados. Como ves, la pancreatitis aguda es una enfermedad sumamente peligrosa si no se trata a tiempo. Si experimentas algunos de sus síntomas, debes acudir inmediatamente a tu médico o a una sala de emergencias, para que determinen después de las pruebas correspondientes si la padeces o no, y establezcan en cualquier caso el tratamiento a seguir.

Pero las verduras no sólo te ayudan a disminuir las probabilidades de padecer de pancreatitis aguda, sino que su consumo es indispensable para un estilo de vida saludable, y son un arma valiosa para luchar con el exceso de peso, ya que aportan pocas calorías y ningún colesterol. Tienen, en cambio, un alto contenido de fibra, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, elementos indispensables para una buena salud. Ya sean crudas o cocidas, asegúrate de comer y de servirle a tu familia a diario una dieta rica en verduras de todo tipo.

Fuente: Vida y Salud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*