Así afecta la contaminación a nuestra salud.

25 de Oct de 2011

La contaminación del aire que respiramos no es simplemente algo que nos molesta y nos hace toser. Las sustancias que se encuentran en él tienen efectos perjudiciales sobre nuestra salud y bienestar. En algunas ciudades de europa se sostiene que superar los límites legales no perjudica a la salud, pero lo cierto es que, por citar solo un caso, cada año mueren unas 16 000 personas en España por enfermedades causadas por la contaminación, de las cuales unas 5 000 están relacionadas con la producida por los autos: muchas más que las víctimas de accidentes de tráfico en ese país.

Hagamos un repaso muy general de cómo afectan a nuestra salud los contaminantes.

Dióxido de Nitrógeno (NO2)
El dióxido de nitrógeno del aire proviene principalmente de la oxidación del NO, que tiene su origen en la combustión de los motores (sobre todo los diesel). Además, interviene en la producción de ozono troposférico y de partículas en suspensión menores a 2,5 micras, las más perjudiciales.

El dióxido nítrico es muy reactivo y afecta a nuestro sistema respiratorio (principalmente a los pulmones), siendo los grupos de población más vulnerables, como niños y personas con asma o bronquitis, los más perjudicados. Además, está relacionado con el envejecimiento prematuro del pulmón y la disminución de su capacidad, disminuyendo también las defensas pulmonares, lo que provoca un aumento de infecciones respiratorias agudas.

Partículas en suspensión
Reciben este nombre diferentes sustancias orgánicas o químicas que se encuentran en el aire que respiramos. Muchas de ellas son emitidas por los motores al quemar combustibles fósiles.

Se pueden distinguir tres tipos: partículas torácicas (menores a 10 micras) que penetran hasta las vías respiratorias bajas; partículas respirables (menores a 2,5 micras) que pueden llegar a las zonas de intercambio de gases en nuestros pulmones y las partículas ultrafinas que pueden llegar a pasar al torrente sanguíneo.

Los estudios sobre estas partículas han demostrado un aumento de la mortalidad global (aumentando el riesgo de cáncer de pulmón y/o de los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas). La OMS calcula que la exposición a partículas respirables reduce la vida de los europeos en 8,6 meses.

Ozono Troposférico
El ozono es un agente oxidante, que causa irritación en ojos, mucosas y pulmones. Afecta especialmente a los mayores, asmáticos y a personas que realizan deporte, pues sus pulmones tienen una tasa de ventilación mucho mayor.

¿Qué se puede hacer? Pacificar el tráfico, mejorar el transporte público, promover el uso de la bicicleta en la ciudad, aumentar los espacios peatonales, desincentivar el uso del coche.

Podemos deducir de estos datos que la contaminación es un problema grave contra el que hay que actuar ya. Sin excusas. La comodidad de unos pocos nos está costando muy cara a todos, y sus consecuencias en un futuro pueden ser incluso mayores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*